Domingo, Agosto 20, 2017
La trivial > Sin categoría > Si no ves más allá de tu horizonte

Si no ves más allá de tu horizonte

Por Víctor Guerra

Hace años, cuando no le daba muchas vueltas a la política y alguien me preguntaba porqué votaba a I.U. siempre respondía con una frase que había escuchado y que me parecía la mejor razón de todas para hacerlo: “la derecha es egoísta y la izquierda altruista. Creo que resume (de forma muy básica) lo que es la derecha y lo que debería ser la izquierda”. Pero cuanto más dentro de la política está una, más se da cuenta de que no es así o por lo menos no todo lo que debiera. Para muchas personas de izquierdas lo primero son sus principios, sus líneas rojas, sus ideales… Y todo esto, que es uno de los pilares de la izquierda y una de sus señas de identidad más visibles, quizás debería aplicarse siempre que las necesidades básicas de las personas más desfavorecidas estén cubiertas. Ser de izquierdas y anteponer los egos personales a las necesidades reales de la gente es ser más egoísta que altruista.

Han salido varias estadísticas de votantes de izquierdas (por supuesto no cuento aquí al PSOE) que dan como perfil a jóvenes universitarias, personas de clase media con una vida acomodada y también gente de nivel económico elevado, es decir gente que no tiene la necesidad de sobrevivir, de pelear día a día por subsistir y puede dedicar su tiempo libre a informarse, leer, charlar, en definitiva, a formarse sobre la situación política, económica y social actual. Pero quizás se deje en el tintero el pensar sobre las necesidades de la gente menos afortunada y con un nivel de vida muy inferior al suyo. Quizás esa gente que se dedica exclusivamente a sobrevivir día a día, no haya pensado ni un solo minuto de su vida en Marx o Lenin, ni les interesaría la mayoría de conversaciones que muchas de nosotras tenemos diariamente, pero está claro que hasta que uno no se de cuenta de que esa gente es la que verdaderamente sufre y es por la que hay que luchar y con la que hay que luchar, estará perdido. Cómo le gusta al que sabe habrá comida en la mesa y un sitio para dormir, sentarse delante del ordenador y decir al mundo lo solidaria que es, lo mucho que lucha por la igualdad de todas, eso sí, siempre y cuando no le toquen sus principios.

Esto que es muy básico y que todo el mundo ya sabe, acaba siendo, de nuevo, el talón de Aquiles de la izquierda. Y la mejor forma que tienen los de arriba para seguir en el poder.

Que gente de I.U. ataque a gente de Podemos; que gente de Podemos ataque a gente de I.U. que se creen constantemente nuevas formaciones de izquierdas, demuestra, otra vez, que se antepone un discurso, unaa retórica, una moral “inmaculada” al apoyo de las personas más desfavorecidas. “Siempre acusando de izquierda falsa y han desahuciado a tu vecino”, Los Chikos del Maiz, como siempre, claros en sus letras.

Subjetivamente tengo la sensación de haber dado más de 15 años de apoyo a I.U. sabiendo que siempre se lo han puesto muy difícil y que en los lugares que han conseguido gobernar las cosas han ido mejor. Pues ahora que ha salido Podemos, otro partido con más posibilidades reales de llegar al poder para conseguir los mismos fines que busca I.U. (seguro que aquí es donde mucha gente no estará de acuerdo), no se le ha dado ni un año de margen. Entiendo que en cuanto las encuestas dieron posibilidades reales de gobernar a Podemos todos los medios al servicio de las élites comenzaran esa caza, pero que la misma izquierda anteponga sus privilegios, sus años en política, a la posibilidad real de un gobierno de izquierdas, no es muy alentador. En menos de dos años a Podemos se le está machacando por todo, hasta por las cosas que no van a hacer si llegan al gobierno y, lo peor, muchos de los ataques son por noticias que aparecen en los medios de comunicación. Parece mentira, pero desde la izquierda, cansadas de hablar de la manipulación de los medios, de lo vendidos que están al poder, bien que nos hacemos eco de estas noticias que perjudican a Podemos para atacar. Y volvemos al principio, ¿los de izquierdas son altruistas o egoístas? Siempre he sabido que una victoria de I.U. era bueno para la gente más desfavorecida. Esperé y peleé casi 20 años por esa victoria que no llegó. Ahora hay otra posibilidad real de victoria. ¿Alguien duda de que si gana Podemos la gente con menos recursos vaya a vivir mejor?.

Algo muy cíclico en la izquierda es ver el entusiasmo que genera un nuevo proyecto entre la gente, las ganas con las que se comienza a trabajar, ese objetivo común, el compañerismo, esa idea de que esta vez sí; y en un abrir y cerrar de ojos, ver cómo todo se difumina, desaparece esa ilusión y mucha gente deja de confiar en el proyecto. Se pasa a los debates y discusiones eternas en los que no se aclara nada y cada persona les dice a las demás cual es la única forma de hacerlo bien. Al poco tiempo te encuentras hablando con alguien de un nuevo proyecto que promete… algo parecido a Sisifú y la piedra esa que tiene que subir a la montaña para, una vez arriba, la piedra ruede de nuevo hacia abajo y tenga que comenzar de nuevo la ascensión.

Hay muchos puntos más que discutir y por supuesto la izquierda no se puede quedar solo con ese objetivo, pero a día de hoy y con la situación de emergencia social que tantas personas están padeciendo, ese debería ser el primer punto a cumplir. La base para la unión de todas las que quieren un cambio. Alberto Garzón, Pablo Iglesias, Julio Anguita, Cañamero, Monedero, Errejón, Echenique, Ada Colau, Monereo… Por nombrar algunas de las personas más mediáticas; están unidas por este punto. Al resto de personas que se considera “de abajo”, también les une con fuerza esa consigna, así que nada mejor que remar juntos hacia la misma orilla. Lo que sí pueden criticarse es la forma de remar, pero no las ganas que se pongan ni la dirección en la que se va. Como dice Ismael Serrano en una de sus canciones: “si no ves más allá de tu horizonte, estaremos perdidos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *