Lunes, Junio 26, 2017
La trivial > Sin categoría > Qué cosa sea la felicidad

Qué cosa sea la felicidad

Probablemente la felicidad sea la más elevada de las emociones humanas o por lo menos la más codiciada. ¿Pero qué sabemos de la felicidad realmente? En primera instancia podríamos decir que la felicidad es una autopercepción del bienestar subjetivo. Varios estudios afirman que se ve influenciada por tres factores principales:

  • Factores genéticos.
  • Factores asociados a la consecución de objetivos y deseos.
  • Factores socioambientales.

También es conocido que la autopercepción sobre la felicidad está condicionada por razones culturales, pues en distintas sociedades se aprueban o desaprueban diferentes cánones al respecto. Ya en la antigua Grecia, Aristóteles se dio cuenta de que todos los hombres están de acuerdo en llamar felicidad a la unidad presupuesta de los fines humanos, el fin último, pero que es difícil definirla y describirla. En aquel entonces surgieron tres posturas:

  • Autorrealización: Aristóteles y Platón sostenían que la felicidad residía en alcanzar las metas propias de un ser humano, conocido también como a eudemonismo.
  • Autosuficiencia: los estoicos proclamaron que se puede alcanzar la libertad y la tranquilidad tan solo siendo ajeno a las comodidades materiales, la fortuna externa y dedicándose a una vida guiada por los principios de la razón y la virtud. Según éstos, la felicidad es no necesitar a nada ni a nadie. Dos de las grandes figuras del estoicismo son Zenón de Citio y Séneca.
  • Hedonismo: los epicúreos, fundadores de ésta corriente, defendían que la felicidad se hallaba en el placer físico y mental, evitando el sufrimiento mental y físico. Epicuro también sostenía que la voluntad de riquezas y bienes materiales representaban carencias emocionales y por ende, no son necesarios éstos para la felicidad, exceptuando los básicos para la supervivencia.

Posteriormente otras corrientes filosóficas dijeron lo propio acerca de la felicidad. Podríamos destacar el, para mí, deficiente utilitarismo de Stuart Mill. Una superficial postura filosófica que sostiene que para encontrar la felicidad debemos satisfacer los placeres supremos. Otros pensadores como Freud y Nietzsche creen que la condición humana es antagónica a la felicidad, una meta inalcanzable.

En la filosofía oriental, la felicidad se concibe como una cualidad producto de un estado de armonía interno que se manifiesta como un sentimiento de bienestar que perdura en el tiempo y no como un estado de ánimo de origen pasajero, como generalmente se la define en occidente. Mientras que la alegría se concibe como a un estado de satisfacción, la felicidad se considera un estado de armonía interna.

Cabe destacar que en creencias orientales como el budismo la existencia se interpreta como sufrimiento, el sufrimiento tiene su origen en el deseo, para evitar el sufrimiento hay que suprimir el deseo. El Nirvana, que es su máxima aspiración, significa la extinción del deseo que produce el sufrimiento. Se puede entender como momentos o estados a los que llega el alma a través de sus diversas reencarnaciones o también como la felicidad definitiva y última a la que llega el alma. Esa felicidad no es más que la ausencia de dolor.

Me parece importante regresar a Freud y mencionar su teoría acerca del ello, el yo y y el superyó:

  • Ello: su contenido es inconsciente y consiste fundamentalmente de la expresión psíquica de las pulsiones y deseos.
  • Yo: instancia psíquica actuante que aparece como medidora entre las otras dos. Intenta conciliar las exigencias normativas y punitivas del superyó como a sí mismo; las demandas de la realidad con los intereses del ello por satisfacer deseos inconscientes.
  • Superyó: instancia moral enjuiciadora de la actividad yoica (del yo). Constituye la internalización de las normas, reglas y prohibiciones parentales. Resumiendo, contexto sociocultural.

Si se comprende la pugna entre las tres instancias fundamentales, siempre en conflicto, quizás se es capaz de crear una mínima coherencia entre las tres y, así, encontrar cierta armonía que desemboque o no en felicidad. Un ejemplo de este concepto podría encontrarse en las expectativas. Expectativas ilusorias, fuera de nuestro alcance, construidas normalmente fijándose uno en el superyó, acostumbrarán a fracasar al chocar con la realidad, con el malestar emocional que esto conlleva.

Para que nos vamos a engañar, todos estos autores están muy bien para el postureo, pasa que ninguno de ellos dice nada útil al respecto, pues como hemos dicho anteriormente, la felicidad es una autopercepción subjetiva. Arrogante llamo yo a la persona que dice a los demás lo que tiene que hacer para hallar su felicidad. Mi postura es subjetiva, que diablos voy a saber yo de como debe encontrar uno su felicidad si a duras penas consigo mantener una pizca de la mía. La verdad es que la felicidad no es realmente nada y, por ello, puede ser absolutamente todo. Me explico, felicidad es un contingente de significado, un significante vacío, cada uno le debe dar el significado que crea oportuno porque por sí mismo no tiene ninguno. Lo que sí puedo decir es que cada uno de vosotros puede hallar felicidad en lo más profundo de su pensar y, sobre todo, en lo más profundo de su sentir.

One thought on “Qué cosa sea la felicidad

  1. Yo creo que la idea de felicidad es una creación propia del ser humano inventada conscientemente para contraponerla a una idea más primitiva y desarrollada como es la del sufrimiento. El ser humano siempre ha creado antónimos contrapuestos a sensaciones reales (o al menos más sencillamente explicables) y han acabado por no comprenderlas ni ellos, sus creadores y padres, por su incapacidad abstractiva y por las carencias de la misma idea o palabra al haber sido creada, normalmente, de manera precipitada y subjetiva. Este subjetivismo es lo que demuestra también, como tú bien resaltas Víctor, la imposibilidad de su universalidad como concepto. Un abraç tio !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *