Miércoles, Junio 28, 2017
La trivial > Sin categoría > País de países: más allá de Cataluña y Euskadi

País de países: más allá de Cataluña y Euskadi

País de países: más allá de Cataluña y Euskadi 

Iz a premitir qu’empezipie iste articlo charrando en a luenga d’a mía tierra ta remerar que España no ye nomás una nazión en abstrauto. Y tampoco ye las rechións “sin identidá” (no bi ha rechión en España sin identidá mesma) más Cataluña, Euskadi y Galicia.

Que España es un país diverso y plurinacional es algo entendido y asumido por una parte sustancial de nuestro entorno político. Esta realidad tiene expresiones políticas claras como el discurso nacionalista desarrollado por un sector de la izquierda gallega, la tensión que vive la política catalana y el conflicto vasco. Es sano que entender esta realidad nos permita desarrollar un discurso que articule las identidades que coexisten en España y que las enganche con una idea de nación española incluyente que en el respeto de su diversidad encuentre su principal garantía de unidad. Es evidente que esta forma de entender nuestro país rompe con las dos vías que hasta hace bien poco habían intentado dar respuesta (que no solución) a la cuestión territorial: por un lado, rompe con la idea rancia de una España que se tapa los ojos y se niega a comprender que no somos un país homogéneo; por otro lado, rompe con la idea de que no es posible conectar las demandas soberanistas con una concepción de España que asuma a las naciones del Estado como sujetos políticos propios en el marco de una “nación de naciones”. Pero, si bien aborda el problema de la relación entre España como país y los sujetos nacionales que chocan con ella, no parece plantear una salida concreta para articular esas identidades que existen pero que se encuentran dispersas y sin unas metas compartidas claras.

Desde el ejemplo hablo del caso aragonés, pero considero que de alguna forma es extrapolable a otras realidades como la andaluza, la canaria o la asturiana (entre otras). Si bien existe en estos territorios una sensibilidad propia que hace a sus gentes entenderse como sujeto propio, no es una identidad que haya sido dotada de sentido concreto como el caso catalán o el vasco. Son sensibilidades dispersas que, si bien se enmarcan en lo nacional, no tienen una forma concreta. Existe el aragonesismo en abstracto, como algo que está en el aire, pero no existe como algo que trascienda y tenga vida propia (más allá de manifestaciones esporádicas) en el plano socio-político. Si comprendemos que España es una nación de naciones tenemos que intentar dotar estas identidades de un sentido político que las articule como sujetos soberanos en el marco de un país plurinacional. Es imprescindible que estos territorios se doten de un discurso propio. Y es tarea de las gentes que creen en esa plurinacionalidad dotar de sentido y de objetivos compartidos esas realidades.

La historia, la lengua (a menudo enterrada), la cultura… todos los rasgos propios de las naciones de España son algo a recuperar en un proceso que tiene que ser paralelo al de hermanar estas regiones en un plano de pueblos soberanos que comparten un mismo país. Es imposible construir una nueva mayoría social si no es en clave nacional y para ello hay que conectar las sensibilidades como la catalana o la vasca con una idea de nación no excluyente y a su vez hay que dotar de sentido las distintas sensibilidades nacionales que se encuentran dispersas y confusas a lo largo del territorio. La nación de naciones no puede ser una suma de una supuesta España homogénea en el interior a la que se le suman Cataluña, Euskadi y Galicia. La nación de naciones es un proyecto firme de país que potencie, respete y conecte en fraternidad las distintas naciones que históricamente han coexistido en nuestra España. Galicia, Asturias, Cantabria, Aragón, Cataluña, Andalucía, Euskadi, Canarias… Que en cada nación seamos vanguardia de lo propio y a su vez de lo compartido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *