viernes, noviembre 17, 2017
La trivial > Sin categoría > Los personajes renacidos que nunca murieron

Los personajes renacidos que nunca murieron

El primer punto a tratar, que seguramente será el que más dará de sí, es el papel del sublime DiCaprio. Una actuación magnífica, impecable, inmejorable, no obstante, no es su mejor puesta en escena. El suyo era un papel trabajado, sacrificado, pero no da para una interpretación completa, provocado por la falta de guión en la película y, sobretodo, en el personaje de Leo. El 70% del tiempo que sale en pantalla, el actor, habla con sigo mismo, tiene diálogo interno, lo que provoca que nos hable a través del lenguaje corporal, rostro, ojos e, incluso, alma, pero no tiene diálogo con otros personajes.

La gente cree que la parte más fácil de un actor es dar voz a lo que está escrito en el guión, pero no, esta es la parte difícil. Fingir estar enfadado es fácil; mostrar que estas enfadado, expresarlo en palabras y hacer que el público te crea, esto es lo difícil. Con todo esto no estoy diciendo, ni mucho menos, que la actuación de DiCaprio no sea merecedora de la nominación, o incluso del deseado Oscar, sino que su papel en “The Revenant” solo le permite explotar al máximo una de las fases/partes de la interpretación, por eso digo que no es una actuación completa. Para poner un ejemplo, en la escena de “The wolf of wall street” (2013), después de tomarse los lemmons (las pastillas aquellas que le dejan “parapléjico”), se encuentra un resumen de su actuación en el último film: moverse de rodillas, gatear, revolcarse por el suelo (entre muchos otros ejemplos). Todo esto son acciones que realiza en “The Revenant”, aunque, lógicamente, con mucho más carácter y enfocando los movimientos a una evolución de la película, teniendo en cuenta que en la producción de Martin Scorsese solo fueron varios minutos, en cambio Iñarritu le obliga a mostrar sus emociones durante las casi dos horas que se arrastra por el frio suelo y las gélidas aguas que vieron sobrevivir a Hugh Glass.

En resumen, decir que en esta película DiCaprio alcanza su mejor interpretación es menospreciar el trabajo del actor que, des de mi punto de vista, consigue su mejor trabajo interpretando a Arnie Grape en el film “What’s eating Gilbert Grape” (1993), a los 18 años, interpretando a un chico retrasado de la misma edad, junto a un jovencísimo Johnny Depp (Gilbert Grape). Su actuación fue tan convincente que la crítica creyó que, efectivamente, se trataba de un niño retrasado, que sorpresa la suya cuando, 4 años más tarde, daría vida a Jack Dawson en “Titanic” (1997), papel que le lanzó a la fama.

Hablemos ahora del otro actor nominado: Tom Hardy, el titán en auge en Hollywood. A mi parecer uno de los mejores actores del panorama actual y de su generación. El cual junto con el mismo DiCaprio forman el dúo de mis dos actores predilectos. Hardy, actor británico, ya había trabajado anteriormente con Leo, en una producción que no dejó a nadie indiferente y que estuvo dirigida, nada más ni nada menos, que por uno de los directores más de moda, el mismísimo Christopher Nolan, hablamos del film “Inception” (2010), mejor película del año según mi criterio. Aunque el papel de Hardy fuera secundario no pasó desapercibido y, después de trabajar con estos grandes del cine, siguió al lado de Nolan para situar al villano Bane (Tom Hardy) en la ciudad de Gotham, en la última entrega de la triologia de Batman (Christian Bale), película llamada “The Dark Knight Rises” (2012).

Para entonces Hardy ya no estaba hecho para ser actor secundario, de hecho, ya había protagonizado películas como “Warrior” (2011), junto con Joel Edjerton, el cual también compartiría reparto junto con DiCaprio en “The Great Gatsby” (2013), haciendo de su antagonista. En ese punto, Hardy se aventuró a encarnar el personaje principal de la famosa triología “Mad Max” (1979 – 1981 – 1985), que se convertiría en un icono de la época, protagonizada por Mel Gibson, en su versión del año 2015. Su papel no dejó indiferente a nadie y se consolidó como actor, aunque para encontrar su mejor actuación, según mi opinión, tendríamos que remontarnos al año 2008, con la película “Bronson”, la cual también protagonizó, dando una clase magistral de interpretación que de seguro jamás olvidaré.

Es por este mismo motivo que me “duele” escuchar a gente decir que Tom Hardy hace un “super papel” en “The Revenant”, hecho que me parece completamente lógico viendo la carrera del actor y lo considero un insulto a su talento, como si este papel fuera de lo mejor que ha hecho nunca, cuando se trata solo de un papel secundario y con el cual no puede exprimir todo su talento, no por la poca complejidad del personaje ni su calidad, sino por la cantidad y duración de apariciones que tiene en el film, que son pocas, sobretodo teniendo en cuenta que la película dura dos horas y media. Con esto no quiero decir que un papel secundario no pueda sorprendernos o dejarnos maravillados, lo que digo es que este en concreto, no nos lo permite.

Así pues, encontramos en DiCaprio y Hardy dos actores majestuosos con tan solo 41 y 38 años, respectivamente, que han demostrado su talento y compromiso, sobretodo en esta última película juntos, ya que trabajaron bajo condiciones críticas por temas de climatología y temperaturas bajo cero, un dueto poderoso que esperemos nos regale muchos más años de buen cine y de geniales interpretaciones, ya sea juntos o por separado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *