Sábado, Agosto 19, 2017
La trivial > Sin categoría > Las “Cartas del diablo” y el éxito

Las “Cartas del diablo” y el éxito

R.G.Celma

Gracias a los consejos del diablo podremos reflexionar sobre aquello que deberíamos hacer para llegar a tener éxito en la vida y llegar a ser personas normales y manejables. Veamos pues que podemos aprender de C.S. Lewis y sus “Cartas del diablo a su sobrino”

Mi querido sobrino:

¿Qué debes hacer para alcanzar el éxito? La respuesta es muy sencilla. No pierdas tu tiempo pensando, tú ya sabes todo lo que hay que saber, es mucho mejor que te dediques a disfrutar de la vida y pasarlo bien. ¡No pienses en la muerte ni en buscar un sentido para tu vida! Aléjate de reflexiones, sean a favor de una idea o en su contra. Las dos son muy peligrosas porque te hacen abstraerte, apartando tu atención del aquí y ahora.

Debes aprovechar tu vida buscando el máximo placer, pero no en las pequeñas cosas como leer un buen libro o en un debate interesante. ¡Eso son pamplinas! Yo me refiero al placer de verdad, al placer sin control. La clave es desear más y más placer y probarlo todo, experimentar siempre cosas nuevas. Disfrutar del placer propiamente dicho es algo secundario y no debe preocuparte que cada vez lo disfrutes menos. Para ello necesitas dinero, así que búscalo con todas tus fuerzas y no te preocupes por nada más. Deja ya de dedicarte a cosas con las que no ganas dinero. ¡Eso es perder tu tiempo! Cuando éste te falte, no podrás saciar tus deseos y aprenderás porque da la felicidad.

Nunca te dejes engañar por esos agitadores ignorantes, es una ley natural muy saludable y de sentido común que el fuerte devore al débil. El hecho de existir te obliga a competir, ¡siempre que alguien gana algo, otro ha de perderlo! El miedo que se genera en el débil también te será de mucha ayuda, puesto que al tener miedo a morir no podrá ayudar a sus iguales o luchar contra sus opresores. ¿No resulta increíble como limita las virtudes humanas? Logra que el justo deje de serlo cuando su actitud es peligrosa.

Pero no te preocupes si a veces te sientes mal por los demás. Si sigues sin ayudarles, cada vez será más improbable que lo hagas, hasta que al final te dará completamente igual su dolor y sus problemas. Será como si estuvieras solo en el mundo, pero no te preocupes, porque tú nunca necesitaras la ayuda y la solidaridad de otros. ¡Eso es de perdedores!

También debes alejarte de aquellos que aceptan la muerte y dejan de buscar en los placeres la finalidad de su vida. Estos fanáticos pueden llegar a cambiar la manera en que viven como consecuencia de sus razonamientos y son una mala influencia para ti. No dejes que te coman la cabeza, ya sabes que en esta vida todo es relativo, no importa que creas en una docena de filosofías incompatibles entre sí. La prosperidad material y la aceptación social te ayudarán a apartarte de estos fracasados, te sentirás a gusto en este mundo y no querrás malgastar ni arriesgar tu fabulosa vida por alguna clase de idea.

Que la gente te acepte es algo importantísimo, tú procura ser alguien normal y encajar en el grupo, olvídate de seguir tu propio criterio, de leer buenos libros o escuchar buena música, es mejor que imites a los famosos y sigas lo que está de moda. Al fin y al cabo, ¿por algo lo estará no? Y si ves que alguien es diferente, ¡apártate de ese bicho raro! No pienses en imitar las virtudes de ese pedante chiflado. ¡Tú eres tan bueno como él, maldita sea!

Todos los hombres son iguales, todos igual de esclavos, nadie debe destacar. El sistema educativo ya trabaja para que no te sientas inferior a los alumnos inteligentes y trabajadores, deja que todos saquen buenas notas y que te acostumbres a la mediocridad y a no esforzarte. Tú mantente entretenido obedeciendo todas las órdenes del profesor, estúdiate hasta la última coma de los apuntes para luego escupirlo en el examen y no acordarte de nada al día siguiente, no cuestiones nada de lo que te digan y sobre todo recuerda, ¡No leas ningún libro que no sea obligatorio! Puedes poner todas las excusas que quieras, pero te recomiendo decir que te gustaría hacerlo solo que ahora no tienes tiempo.

Espero que mis consejos te ayuden a ser un triunfador y un hombre de hoy,
tu cariñoso tío,

El Diablo

Link del blog de R.G.Celma: www.laplumadeprometeo.blogspot.com.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *