domingo, diciembre 17, 2017
La trivial > Sin categoría > Gestos, palabras, sonrisas, aplausos. Resumen de la Universidad de Verano

Gestos, palabras, sonrisas, aplausos. Resumen de la Universidad de Verano

Víctor Guerra

Gestos, palabras, sonrisas, aplausos, son momentos que me llevo de la Universidad de Verano de Podemos, mucho nivel de ponentes y de participantes, mucho trabajo de voluntarias y mucho calor. Julio y la Universidad de matemáticas de la complutense de Madrid con mucha actividad. Algo está cambiando.

“Gracias a Podemos por haber hecho que entre en estas instalaciones por primera vez en mi vida”, algo así dijo un señor en una de las últimas intervenciones que hubo en la universidad de verano de Podemos.  Eso debimos sentir muchas durante esos cuatro días, llegamos un poco cansadas, hastiadas y con algo de pesimismo, pero salimos de allí con las ganas de volver a plantar cara y pelear duro por cambiar las cosas. De los cuatro días se pueden sacar sólo conclusiones positivas (incluso de las cosas que salieron mal). Saber que en la mayoría de los círculos se tienen los mismos problemas, que la gente que trabaja codo con codo con Pablo y cía. son gente muy competente y que no están de acuerdo (como se piensa desde fuera) cien por cien con todo lo que hacen, a mí me hace sentir bien, y comprobar de verdad que somos gente normal trabajando, equivocándonos y convenciéndonos de que lo que hacemos merece la pena.

Y por definir un poco los talleres y charlas, seguramente cada una tengamos nuestros speech favoritos, los ponentes que más nos convencieron, los momentos más divertidos,  los más lúcidos, las preguntas más interesantes, las respuesta más aclaratorias…

Yo tengo en mente la claridad con la que Jorge Lago explicó en el taller de comunicación política algunas pautas para no quedarse en blanco o no saber qué contestar a muchas de las preguntas que nos hacen a menudo. Por decirlo de alguna manera, nos resolvió esa duda que todas tenemos en algún momento: “¿qué respondo a?”. Lo hizo con una facilidad  y una contundencia que dejó a mucha gente del taller (a mí el primero) boquiabierto y no tardó más de veinte minutos en hacerlo.

Por supuesto Jorge Moruno hablando del fin del trabajo,  escuchándole hablar y hacer referencia a otros autores, parece haberse leído todos los libros publicados. Es exageradamente teórico, minucioso, descriptivo, a mí me apasiona.

Laura Casielles, que pertenece al equipo de comunicación de Pablo Iglesias, dijo algo parecido a lo siguiente en su primera intervención: “mucha de la gente que comenzamos con este proyecto estamos en contra de fuertes liderazgos, paradojas y contradicciones con las que muchas convivimos”.

Se llegaba a intuir, por lo que hablaba Laura,  que a Pablo Iglesias tampoco le gusta ese rol.

El resto de la intervención fue muy buena,  hablando de la inmediatez que demandan los medios, de cómo un gran grupo de personas están siempre ahí, detrás de la gente que sale en los medios haciendo una labor enorme, para estar al día de todos los temas por los que pueden ser preguntados. Como dijo alguien en el turno de preguntas, “con gente como tú detrás de Pablo Iglesias, podemos estar tranquilas”.

En la misma charla que participó Laura Casielles, estaba Rita Maestre, la charla trataba sobre liderazgos, un nombre que de por sí ya generaba suspicacias. Pues con Rita yo quedé encantado, me gustó lo que dijo, pero sobre todo su enfoque positivo de los temas tratados.  Gente que emana ese buen rollo y que te hace salir de la charla con más ganas de trabajar.

Populismo y estado de derecho fue otra de las charlas que más me gustaron y en particular la intervención de Carlos F. Liria. Los tres ponentes eran filósofos y aunque para mí fue complicado en algunos momentos seguirlos, me resultó muy interesante ese análisis filosófico de la política.

Miguel Bermejo en el taller de organización sacó las miserias de la mayoría de los círculos (en el sentido organizativo), en la que de repente todas las de las sala teníamos problemas similares y se repartían culpas. Saber que desde Madrid sabían exactamente lo que pasaba en los círculos  hizo ver que no están tan alejados de la realidad como siempre nos pensamos. Muy buena experiencia porque a pesar de los problemas que tienen los círculos, toda la gente que estaba en el aula proponía opciones para mejorar… eso me alegró.

Por supuesto Iñigo Errejón, del que ya se ha dicho de todo, pero siempre se aprende escuchándolo. La aparición in extremis de Monedero alborotando las masas, siempre animando, motivando, sonriendo… sin él esto sería impensable.

Pero me gustaría quedarme con alguna de las intervenciones que tuvo Manolo Monereo en la última charla del domingo. Habló de Grecia, de Podemos, de Unidad Popular y habló de una forma tan magistral y clara, que muchas de las que estábamos allí nos entusiasmamos con sus palabras (algo nada fácil viniendo de cuatro días de charlas y ponentes  con un nivel altísimo). Todo un lujo que gente como él se pasara por Madrid a aportar su granito de arena.

Ahora a seguir trabajando, a aplicar lo aprendido y a conseguir el objetivo común. Un gobierno de la gente y para la gente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *