miércoles, octubre 18, 2017
La trivial > Política > El TTIP contado a mis conocidos

El TTIP contado a mis conocidos

Llevo mucho tiempo con este artículo en la cabeza, se me ocurrió escribirlo justo después de la universidad de instituto25M pero en cuando tuve el primer borrador no me gustó, era demasiado complicado y con muchos tecnicismos y lo descarté. Entre el primer borrador y esta versión final he tenido tiempo de hablar con la gente, de explicarme el TTIP de forma más sencilla y de aprender que es lo básico y lo que tiene que llegar a todo el mundo según mi parecer. Quiero que la gente después de leer este artículo pueda explicar qué es el TTIP a sus conocidos de forma eficaz y simple. Así que voy a empezar.

¿Qué es el TTIP?

El Acuerdo Transatlántico Sobre el Comercio e Inversión por sus siglas el TTIP en inglés, es un acuerdo que se negocia en privado entre EEUU y la UE para eliminar las barreras reguladoras que impiden grandes beneficios a grandes corporaciones de ambos lados del Atlántico. Las barreras reguladoras son normativas que nos protegen de ataques a los derechos sociales y al medio ambiente. El TTIP quiere acabar con los derechos laborales actuales, con las normas de la seguridad alimenticia que tenemos en la Unión Europea, quiere desregularizar el uso de substancias químicas tóxicas para la vida, quiere modificar la ley de protección de datos privados de internet, incluso quiere modificar las leyes bancarias. Por otro lado el acuerdo de libre comercio entre ambos lados del atlántico anhela crear nuevos mercados abriendo el sector de los servicios públicos a las empresas, amenazado así la sanidad o la educación pública. Finalmente el TTIP concede a inversores extranjeros el derecho a demandar gobiernos soberanos frente tribunales de arbitraje para reclamar perdidas de beneficios derivadas de decisiones sobre política pública.

Antidemocrático

El jefe del equipo negociador de la Comisión Europea dijo que bloquearía el acceso público a todos los documentos relacionado con las negociaciones o el desarrollo del TTIP y que no serían accesibles para el público en los próximos treinta años. Y así es por el momento, ya que la Comisión Europea niega el acceso incluso a los funcionarios de los gobiernos miembros de la UE. Solo estos podrán acceder a esos documentos en una sala de lectura vigilada de tal forma que nadie pueda sacar tales papeles a la luz. Tampoco se permite a los eurodiputados saber lo que pide EEUU para el acuerdo, ocultando así el conocimiento del potencial impacto de las vidas de los ciudadanos europeos.

Amenaza laboral

El TTIP como ya he dicho va más allá de ser un acuerdo puramente económico sino que también es político.

El acuerdo supone una gran amenaza para los puestos de trabajo de los ciudadanos de la Unión Europea. Los empresarios europeos, para ver aumentados sus beneficios, comprarán y contratarán servicios de EEUU ya que allí las condiciones laborales son más precarias, las normativas menos exigentes y los derechos sindicales no existen.

El TTIP lleva consigo la posibilidad de que todas las normativas laborales sean rebajadas al ser consideraras una “barrera” para el comercio. Esto es, que en una Europa dentro del TTIP, quien aplica las leyes son grandes multinacionales, es muy posible que las mejoras laborales no se lleguen a aplicar nunca. Puesto que si un país aplica una reforma laboral para mejorar las condiciones de los trabajadores, es muy posible que tenga que enfrentarse a una demanda por parte de las empresas afectadas.

Amenaza alimentaria

Hoy en Europa hay unas regulaciones sobre los productos alimentarios que aseguran al consumidor alimentos que no ponen en peligro su salud de forma directa.

Lo que pretende EEUU con el nuevo acuerdo es que se apliquen sus normas, es decir, que los alimentos no tienen que pasar un control para saber si son perjudiciales o no, y pueden estar en el mercado hasta que no se demuestre lo contrario. Esto nos supondría, a los europeos, tener que enfrentarnos con alimentos genéticamente modificados, a pesticidas actualmente ilegales, a carne tratada con hormonas del crecimiento o antibióticos.

“A día de hoy se cree que el 70% de los alimentos procesados a la venta en un supermercado de EEUU está genéticamente modificado”

“Más del 90% de la carne producida en EEUU ha sido mediante hormonas del crecimiento bovino.”

 

Peligro Medioambiental

Como explica John Hilary, “La comisión Europea ha admitido abiertamente que el TTIP afectará de forma negativa al medio ambiente”. Evidentemente el TTIP es una amenaza medioambiental por la desregularización, por ejemplo de un máximo de emisiones de CO2, el uso de pesticidas que se filtran en la tierra, contaminando así el agua, o la utilización de productos químicos altamente contaminantes. Con el TTIP perderíamos años de lucha medioambiental.

Ataque a los servicios públicos

El TTIP también intenta poner al mercado privado servicios públicos como por ejemplo la sanidad, la educación o la gestión del agua, algo que ya pasa en EEUU. Por otro lado, como explican Lola Sánchez y Amelia Martínez, el TTIP afectaría directamente a los municipios. La compra pública representa un 15% del PIB europeo lo que convierte así a gobiernos estatales, regionales o locales en potentes consumidores y empleadores. Al imponer restricciones sobre la compra pública se imposibilita una actitud responsable a la hora de elegir una empresa que, por ejemplo, no es tan económica pero sí más cuidadosa con el medioambiente. Tampoco un pequeña empresa local de informática podría competir con los precios de IBM, hecho que dejaría a ese pequeño empresario fuera de la compra pública que le permite subsistir y dar heterogeneidad al mercado.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *