lunes, diciembre 18, 2017
La trivial > Política > El amor abstracto por los distantes

El amor abstracto por los distantes

El narcisismo de las pequeñas diferencias, es la obsesión por diferenciarse de aquello que resulta más familiar y parecido. Sigmund Freud

La historia es una filosofía en ejemplos. Dionisio de Halicarnaso

Para escribir o opinar acerca de la situación catalana actual hay que hacerlo de manera seria porque aquí la política es un tema serio. Mira, qué queréis hacerle, cuando sale la política nos ponemos alerta. Particularidades ibéricas.

Me parecería interesante empezar teniendo en consideración algo que escribía el Dr. Harari, en Sapiens: Breve historia de la humanidad, su best seller. Interpreta que la capacidad de los hombres para inventar ficciones y convertirlas en mitos compartidos es lo que ha dado la supremacía actual del homo sapiens en el mundo. Dentro de esta categoría se incluyen desde las religiones o las naciones a los imperios o incluso los derechos humanos. Aunque yo sea más del logos que del mito, no cabe duda que esa es una manera recurrente que han tenido las sociedades para organizarse. No por nada, después de la unificación italiana, Garibaldi diría: ahora falta lo más difícil, tenemos que hacer italianos. La tesis de Max Weber: la construcción de la nación desde la administración pública.

A grandes rasgos, en Catalunya el proyecto con más fuerza es lo que se denomina el procés. Una aspiración a la emancipación nacional por encima de una emancipación social porque se cree en la libertad de la nación como mejora de la situación social. Este punto de vista tiene una prueba firme en el pacto entre Artur Mas y Oriol Junqueras, de este modo CIU se evita una alianza de izquierdas en las municipales y esquiva a Podemos, que no pone en el eje de su discurso emancipatorio la cuestión nacional.

Otra característica importante es que, según Enric Juliana, uno de los problemas de la sociedad catalana es que hay una confusión muy frecuente entre sentimiento y fuerza. Es decir, hay mucha gente que cree que la intensidad del sentimiento sustituye a la fuerza, y esto no es así. Tal punto de vista me parece evidente cuando te empiezas a tomar la independencia en serio. Me sirve la definición de Jaguaribe sobre el neobismarkismo. Este se refiere a los países que deben afrontar el proceso de transición de un estado de dependencia colonial o neocolonial a una situación de mayor autonomía e independencia. Un proceso en el que se mezcla nacionalismo y Realpolitik. En síntesis, esta idea apunta a combinar una realpolitik sutil, con un esfuerzo por desarrollar capacidades nacionales y cultivar socios internacionales, con el objetivo de evitar las consecuencias de una más evidente estrategia hegemónica o de balance de poder.

Si se me permite algo de osadía, creo personalmente que el problema es histórico. Pero no en el sentido de que los problemas entre Catalunya y España sean antediluvianos sino que, como dice José Enrique Ruiz-Domènec, no se puede construir España desde la entelequia de que sobra una parte. Los momentos más grandes de España se han dado cuando no ha sido centralista. Por ejemplo, si se defiende que el gran siglo de España es el Siglo de Oro, el XVII,  se entiende España solo como Castilla. En cambio, en el siglo XV hubo una brillantez cultural tanto en el ámbito lingüístico castellano como en el catalán, con literatos como el Marqués de Santillana o Juan de Mena y Ausiàs March o Joanot Martorell, todos influyéndose entre sí. Lo mismo ocurrió en arquitectura. Y comercialmente se dio un gran desarrollo en Castilla y Aragón.

Roc Solà

Història a la Autònoma de Barcelona. L’Enric Parellada em va obligar a crear un blog i des de llavors porto La Trivial al cor.

https://rocsola23.tumblr.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *