Domingo, Julio 23, 2017
La trivial > Sin categoría > Los principios de la propaganda en la España actual

Los principios de la propaganda en la España actual

Los principios de la propaganda en la España actual

Principio de simplificación y del enemigo único.

Adoptar una única idea, un único símbolo. Individualizar al adversario en un único enemigo.

Recientemente el ministro de Asuntos Exteriores, Margallo, aseguraba que ETA estaría muy contenta con un gobierno PSOE-PODEMOS, y esto se adapta a este primer principio de la propaganda, simbolizando a ETA o en otros casos Venezuela como enemigo del pueblo y relacionando a los adversarios del PP con estos símbolos.

Principio del método de contagio.

Reunir diversos adversarios en una sola categoría o individuo. Los adversarios han de constituirse en suma individualizada

En este caso, todos los dirigentes del Partido Popular han relacionado a todas las fuerzas del cambio en España (Podemos, En Comú y las mareas) como que van en contra del interés general, reduciendo a esa idea todo el movimiento ciudadano de empoderamiento.

Principio de la transposición.

Cargar sobre el adversario los propios errores o defectos, respondiendo el ataque con el ataque. Si no puedes negar las malas noticias, inventa otras

En este principio, las viejas élites de España, son expertas. No hay día que no se bombardee desde la mayoría de la mass media contra Podemos sacando noticias falsas sobre su financiación, intentando tapar las noticias certeras y demostradas de la financiación ilegal del PP. También se ha llegado a acusar a los lideres de algunas formaciones del cambio de que han evadido impuestos, y ya, querido lector, aplicando este concepto dejo a tu análisis esto último.

Principio de la exageración y desfiguración.

Convertir cualquier anécdota, por pequeña que sea, en amenaza grave.

Si, otro principio bien asimilado por la casta corrupta de este país. Relacionen este principio con las decenas de telediarios abiertos con una noticia de unos títeres en un barrio de Madrid, donde había un puñado de personas, y por el cual se ha aplicado una prisión incondicional que es una medida extrema.

Principio de la vulgarización.

Toda propaganda debe ser popular, adaptando su nivel al menos inteligente de los individuos a los que va dirigida. Cuanto más grande sea la masa a convencer, más pequeño ha de ser el esfuerzo mental a realizar. La capacidad receptiva de las masas es limitada y su comprensión escasa; además, tienen gran facilidad para olvidar.

Este principio, ciertamente es una de las bases de la publicidad y de la comunicación y es usada por todos los actores de la política. Cuando banalmente se relaciona a Podemos con ‘dictaduras’ o con la ruina de España, sin saber atacar a su proyecto concretamente. O cuando se afirma en campaña electoral que se va a lograr el pleno empleo algo sabidamente imposible. 

Principio de orquestación.

La propaganda debe limitarse a un número pequeño de ideas y repetirlas incansablemente, presentarlas una y otra vez desde diferentes perspectivas, pero siempre convergiendo sobre el mismo concepto. Sin fisuras ni dudas. De aquí viene también la famosa frase: “Si una mentira se repite lo suficiente, acaba por convertirse en verdad”.

Podemos se financia ilegalmente, Podemos es ETA, Podemos quiere romper España. Todos los días los medios afines al régimen, nos bombardean con estos mensajes desde diversas perspectivas pero estos tres mantras son los que quieren transmitir a la población.

Principio de renovación.

Hay que emitir constantemente informaciones y argumentos nuevos a un ritmo tal que, cuando el adversario responda, el público esté ya interesado en otra cosa. Las respuestas del adversario nunca han de poder contrarrestar el nivel creciente de acusaciones.

Parece que podemos relacionar este principio con el anterior, porque las acusaciones hacia Podemos son variadas y desde diversas perspectivas, pero constantes e intentan no dejar tiempo de reacción ante estas que no pueden probar y se pierden en las decenas de titulares, pero calan en la población.

Principio de la verosimilitud.

Construir argumentos a partir de fuentes diversas, a través de los llamados globos sonda o de informaciones fragmentarias.

Se ha llegado a crear un informe policial falso para reforzar los mantras de las oligarquías del régimen contra el cambio político. Algunas figuras ‘políticamente neutras’ emiten mensajes constantes en favor de la continuidad de un régimen que tanto daño ha causado los últimos años.

Principio de la silenciación.

Acallar las cuestiones sobre las que no se tienen argumentos y disimular las noticias que favorecen el adversario, también contraprogramando con la ayuda de medios de comunicación afines.

Es vox populi que a Bertin Osborne se le ha prohibido llevar a su programa de éxito en prime time a Pablo Iglesias, siguiendo claramente este principio de propaganda. En esta misma línea, las propuestas del cambio tienen pocos espacios de debate y de presentación en la mass media.

Principio de la transfusión.

Por regla general, la propaganda opera siempre a partir de un sustrato preexistente, ya sea una mitología nacional o un complejo de odios y prejuicios tradicionales. Se trata de difundir argumentos que puedan arraigar en actitudes primitivas.

Si amigos, las sociedades tienden a tener enemigos. Igual que los niños temen de pequeños al coco, las sociedades siempre tienen unos colectivos que odian. En el caso de España son ETA, Venezuela, y algún país al que se le tiene recelo como Irán. ¿Recuerdan a que partido se le relacionaba con estos elementos?

Principio de la unanimidad.

Llegar a convencer a mucha gente de que piensa “como todo el mundo”, creando una falsa impresión de unanimidad.

Antes de las elecciones del 20D se daba a Podemos como un proyecto residual rozando el 10% en las encuestas y en Ciudadanos se daban de ganadores. Las encuestas estaban claramente manipuladas siguiendo este principio que también uso el propio Podemos, cuando hablaba de ‘remontada’, que más y más gente se unia al proyecto, creando esa sensación de unanimidad.

Está claro que en España las élites han leído bien estos principios elaborados por… Goebbles, ministro de propaganda nazi y que tan bien saben aplicar las oligarquías en España con tal de no perder su posición dominante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *