miércoles, septiembre 20, 2017
La trivial > Sin categoría > La opinión de Álex Olalde

La opinión de Álex Olalde

Álex Olalde

Ya lo han hecho. Todos pensábamos que en algún momento los partidos que no defienden los intereses de la gente harían algo para perpetuarse en el poder y repartirse los sillones entre ellos.

Han tardado menos de lo esperado. Antes incluso de la constitución de las cortes, los tres partidos (PP-PSOE-C’s) ya han pactado para poner al ‘socialista’ Patxi López en el sillón de presidente del congreso, al mismo tiempo que la mañana de antes todos parecían muy distantes en sus posiciones con respecto a este asunto. Las caretas se van cayendo en cuanto empezamos a ver sus movimientos, y no sólo éstos, si no la finalidad que tienen. Ahora mismo estos tres partidos, están obcecados en repartirse los sillones para ver quien ostenta diversas presidencias, vicepresidencias, secretarías… Un largo sinfín de cargos que interesan mucho como si se tratasen de carroña para buitres. Mientras tanto el otro gran partido nacional, Podemos, propone en la primera sesión de esta legislatura una ley titulada ’25’ (acorde con ese artículo de la declaración de DDHH) que piensa en la gente de nuestra nación que peor lo está pasando, ‘de emergencia social’ en palabras de Iglesias. Lo cierto es que esta es una ley de consenso social que se preocupa por ejemplo de no dejar a una mujer maltratada sin alternativa habitacional, o por ejemplo, de que no haya cortes de calefacción en estos meses tan duros de frío. Una ley que si los demás partidos pensaran en sus conciudadanos y no en los sillones aprobarían sin perder el tiempo.

Para que luego digan ese mantra de ‘son todos iguales’, ‘los de podemos son como los demás’… En estos tiempos de extrema volatilidad política y en momentos trascendentales, toca mojarse y se ve claramente por quién trabaja cada uno. Los hay que están endeudados hasta las cejas con los bancos y por supuesto van a trabajar en esa dirección, además de intentar sacar tajada repartiéndose los sillones, mientras el pueblo pasa frío en su propio hogar. También está la opción que está endeudada con la gente (sí, la gente le ha prestado dinero y no los bancos) y, trabaja para los intereses de la mayoría, porque, nos guste o no, los partidos se deben a quien les paga y, cuando eso es la gente, repercute en la mayoría de la población. También están de acuerdo estos tres partidos anclados en el pasado en el hecho de no reconocer la diversidad nacional que tiene nuestro país, cerrándose a cualquier diálogo para atajar un tema que ellos mismos han creado con él inmovilismo y la negación de la plurinacionalidad del estado. El PSOE cuando aún podía tener algo de socialista, hablaba de la autodeterminación, pero ahora, en el bloque del búnker, han decidido hacer piña con el partido popular y con ciudadanos para negar la que actualmente es la única solución a este problema en Cataluña, un referéndum vinculante y con garantías. Eso no es romper España. Se llama democracia, y si se reconoce que España es un país de países se podrá desbloquear la situación, porque el PP ha sido una fábrica de independentistas. El referéndum es algo imprescindible y se celebrará, porque de no ser sí las consecuencias serán muy graves para los catalanes y para el conjunto de los españoles.

Está claro que en este país se va viendo que el cambio ha llegado para quedarse, aunque haya tres fuerzas políticas ancladas en el pasado. Las caretas están cayendo y los votantes no son tontos. Nos vemos en las urnas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *