Sábado, Julio 22, 2017
La trivial > Deportes > EL REGRESO DE ANDRÉS INIESTA I

EL REGRESO DE ANDRÉS INIESTA I

No puede haber gracia donde no hay discreción”. Miguel de Cervantes

 

Sebastião I desapareció en 1578 en la batalla de Alcazarquivir, en Marruecos. Al no tener descendientes, la corona pasó a Felipe II, tras un enfrentamiento militar en 1580. La unificación de la península ibérica duró menos de un siglo ya que en 1640, la nobleza portuguesa iba a revelarse contra Felipe IV y el Conde Duque de Olivares.(Mientras también se produjo en Catalunya Guerra dels Segadors)

 

Andrés Iniesta volvió a brillar en El Clásico. Fue un momento sebastianista. De entre la niebla todos los culés vimos salir una figura nívea con el dorsal número “8”. Cuenta la leyenda que el rey Sebastião no habría muerto y algún día regresaría de entre la bruma trayendo consigo el buen gobierno. Ese día atravesaría las columnas del rey Salomón, con el agua hasta los tobillos, cruzaría la plaza del Comercio, se inclinaría delante del monumento de don José I y entraría en la ciudad cruzando el monumental arco de la calle Augusta. Iniesta apareció el sábado en el Bernabeu y trajo el buen gobierno.

 

El partido de Don Andrés estuvo soberbio. Fue organización, control, baile erótico, agresividad, clase, estético, sutil, brutal. Parecía ser más de un jugador a la vez. Con el golpeo de balón de jugador potente y finalizador. Con sensibilidad poética en el tacto del esférico. Con una organización y disciplina pretoriana. Y con algunos trazos de finura ciertamente vertiginosa. Recuerdo que estábamos paseando por el centro de Bologna con un amigo Lisboeta, del barrio de Telheiras, hablando sobre Pessoa. Me dijo que este no solo crea personajes: Pessoa crea autores. La manifestación de otra personalidad dentro de Pessoa, de una personalidad mucho más apropiada para tener sentimientos que Pessoa mismo sería incapaz de experimentar y que sin embargo necesita interiorizar con fines literarios. El volante ofensivo del Barcelona bien podría haber estado leyendo a Pessoa, quien también fue sebastianista, antes del partido.

 

Gabriel Magalhães, actualmente es profesor de Literatura en la Universidad de la Beira Interior, cree que hay un quijotismo castellano y un quijotismo portugués, que es el sebastianismo, y cree que también hay un quijotismo catalán: el apasionarse con las ideas que pretenden cambiar la realidad mediante la ética. Andrés Iniesta, un manchego, las tierras de Don Quijote, que se siente también catalán. Criado en la ética, en els valors de La masia, en la convicción de que las ideas del trabajo duro y el esfuerzo pueden cambiar el modo de jugar de todo un club. Y aplaudido, con señorío, por el Estadio del eterno rival.

Roc Solà
Història a la Autònoma de Barcelona. L'Enric Parellada em va obligar a crear un blog i des de llavors porto La Trivial al cor.
https://rocsola.wordpress.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *