domingo, noviembre 19, 2017
La trivial > Política > El minotauro o de la oikonomia

El minotauro o de la oikonomia

La democracia y el capitalismo son dos cosas económicamente incompatibles. Precisamente la palabra economía viene del griego oikonomia que quiere decir la ley de la casa. Pero qué es lo que pasa cuando las leyes son pisadas en tu propia casa. Si la economía es la disciplina que se encarga en administrar aquellos bienes según las necesidades, no entendemos pues que hoy en día hay unas necesidades imperiosas que no están siendo socorridas y que por otra parte hay fallos estructurales propios de un sistema basado en una economía como la de un Minotauro, aquella que los gobiernos deben de ir sacrificando a sus gentes para poder mantener a varios minotauros cuya voracidad parece ser inagotable. El neo-liberalismo ha ganado porque ha hecho que el capitalismo después de cada crisis económica salga más fuerte y que el incluso el pobre sea consumidor. Así como el marxismo creía que se avanzaba en una sociedad más homogénea, donde las diferencias de clase se acrecentarían, hemos visto que se ha creado una sociedad más heterogénea. La gente ha creído en los bancos y en que eran clase media sin olvidar que en el capitalismo si hay ganadores es porque hay vencidos y que así como se han establecido las dinámicas del trabajo, para que haya ricos debe de haber una gran mayoría pobre.

Lo que ha sucedido en Grecia es parecido a lo que le sucedió a Salvador Allende en el 73. Que agentes externos presionen a la presidencia de un país para que tome ciertas decisiones es un atentado contra la libertad de los pueblos y muestra al mundo la falta de legitimidad y de escrúpulos que tienen ciertos países abanderados de los derechos humanos. No se puede hablar de democracia con las leyes del mercado porque los intereses colectivos chocan con los intereses económicos. No se puede entender la democracia actual con el nuevo tratado del TTIP ni con las medidas del BMI y el FMI porque estas no representan ni son legítimas.

Muchas voces han puesto el grito en el cielo después de que el referéndum Tsipras haya decidido aplicar unas medidas aún más feroces y neo-liberales a la ya castigada y aturdida economía griega. Mucha gente ha acusado a Tsipras de ser un socialdemócrata, un vende patrias y toda clase de descalificaciones. Pero la realidad es que el debate en Grecia no era pagar o no pagar la deuda, como tampoco el debate era reducción de la deuda o no reducción, el debate era continuar en la Unión Europea o afrontar un bloqueo económico que aún perjudicaría más al país. Es muy fácil decir que la culpa la tienen los socialdemócratas y los griegos, pero el problema no es de Tsipras ni de los griegos, el problema han sido los gobiernos neo-liberales que sin cargo de conciencia han ido añadiendo más leña al fuego, que han permitido dar créditos para que Grecia compre armamento a los países de la Unión Europea, para que empresas europeas paguen menos impuestos en Grecia y para que luego devuelvan ese dinero a los mismos causantes de su miseria. ¿Cómo han podido dejar el BMI y la UE que Grecia llegase a esa situación? ¿De qué pueden extrañarse de que los griegos no podrán pagar la deuda? Si la deuda es una forma política de poder subyugar la voluntad de los pueblos y aún hacer un abismo más grande entre los países del primer y tercer mundo.

Grecia es un país con un PIB como el de la comunidad de Madrid, a diferencia de España no tiene tanta industria ni un tejido económico tan sólido como el español, cosa que hace que la economía griega quede más resentida por la falta de industria. Pero en la era del internet, lo que ocurre en Grecia tiene repercusiones en el mundo y también las tiene en España, y así como los medios dirán que España debe de aliviarse porque a diferencia de Grecia goza de una situación un poco más estable, la verdad es que es todo lo contrario. En España quizá dentro de algunos años no estará al borde del desastre puesto que alegarán a las medidas económicas que han hecho el gobierno. Pero estas reformas estructurales lo que han causado es acrecentar aún más la deuda pública y triplicar la deuda privada, han generado aún más desigualdad económica, han destruido empleos y han hecho que el gobierno decida participar de la deuda privada respondiendo con los desahucios y a una reducción de gastos y salarios. Esta crisis está resultando ser la escusa perfecta para que se posicionen así dos tipos de países dentro de la Unión Europea, unos cuya economía sea rentable, basada en una fuerte y sólida industria con un fuerte desarrollo tecnológico y económico y otros países que su fuente de ingresos fundamental sea la hostelería y el turismo y que puedan tener una buena red de comunicación y de transporte para facilitar los viajes.

Después de lo que ha sucedido en Grecia hay una cosa que es evidente, es imposible democracia con capitalismo, son incompatibles. Si entendemos que las bases de los estados modernos son la división de poderes y los parlamentos son aquellos lugares donde se deciden las leyes mediante el diálogo y el debate para poder construir y articular las voluntades colectivas del pueblo, estas quedan en un segundo plano cuando los medios de producción capitalistas no permiten otra democracia que la democracia de los explotadores y de los explotados. El capitalismo genera riqueza y a su vez miseria y también es el causante de los problemas estructurales de la Unión Europea y de Grecia. No sabremos nunca que hubiese pasado si después del referéndum, Tsipras hubiese decidido salir de la Unión Europea y seguir con la hoja de ruta establecida. Lo que me disgusta a mí no es que Tsipras haya obedecido y haya acatado unas normas más rígidas. A mí me preocupa que con este sistema actual no puede existir ninguna garantía de libertad para la humanidad y que la única manera con la que se puede asegurar la democracia es empezando con que cada persona piense en cuál es el sistema de gobierno que queremos.

One thought on “El minotauro o de la oikonomia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *