La trivial > Poemas

Susurro

Susurro al mar, y quiero acariciar con las yemas de mis dedos esa vasta extensión, que con ardiente pasión sobrevuelo. Un color claro azul, tiñe mis esperanzas y pasiones más el contacto puro es imposible. Susurro al tiempo, Ya no quiero ser rápido, disfrutaré el viaje como el último pues mi gran bimotor ha perdido el prestigio, la gran riqueza de su ser. Y ya no alza cabeza, sigue alerta, esperando el momento exacto para indagar en lo inexpugnable. Susurro a la

Leer más

Súplica a la Locura

Súplica a la Locura Por José de la Sierra Locura lleva su nombre, tiene la sonrisa más bonita del mundo y un blanco nevado que cubre  su piel. Casi parecía hielo y a veces, junto a la niebla, cuando iba a la plaza del pueblo, podía verse, tras su piel, el dulce brillo de su alma. Ella es egoísta. Quiere que el viento lleve su aroma, que la luna refleje su mirada, que las nubes representen su figura

Leer más

POEMARIO

POEMARIO Sam  Cram De los recuerdos a los hechos, tres pequeños grandes escritos: I. Cuando los lazos se soltaron y liberaron las dañadas muñecas, el engaño de lo vivido fue, entonces, presente. A cuatro quintos de lustro para el cuarto de siglo... 21 años, Un suspiro bastó y de lo fácil se pasó a lo confuso, de lo placentero nació el ocaso oscuro como puente. Frente a la muerte, tú, tan imbécil como ayer... Frente a la vida, Yo, tan dolido como aquel. ⃰ II. Cuando te colapsas

Leer más

RIMA XXXIX

      RIMA XXXIX La maté. Hoy ya puedo decirlo sin flaquear; pero reconozco que aquel primer crimen, pese a haber sido justo, me costó más de una noche de puro insomnio. Ya me ves; hipocondríaco cuarentón, desesperado, asqueado por los avatares y las pasiones que amenazaban arrebatarme la vida misma. El asunto era crudo, y no era para menos; aquella melenuda me seducía continuamente; en la oficina, al salir, al entrar, en el descanso; pero sobretodo por las noches; llamadas telefónicas, cartas, canciones, botellas y otros tantos... Y no le importaban

Leer más

La Arcadia

La Arcadia Llegaba nuestra barca entre las mareas y las plácidas brisas del mar descendían, el mar infinito, el brillante sol bañaba la arena y las colinas lejanas con suspiros de cal y olor de roca. Nuestro barco zarpa hacia la ciudad luminosa con la incertidumbre de un océano vacío, de las noches sin estrellas. Las corrientes fuertes, las tormentas pueblan nuestro tortuoso camino, esperando a la silenciosa Arcadia que duerme inmóvil en sus archipiélagos y en las valles donde vive el sátiro y el pastor tranquilo. La Arcadia que

Leer más

Retrato

L'automne, déjà! – Arthur Rimbaud El otoño ya de nuevo se abre como una cortina cerrada que deja entrever entre sus delgadas líneas un horizonte de un sol silencioso y apagado como las llamas inquietas que agitan las inciertas luces de las mojadas calles. Triste, como el viento que acaricia las plácidas aguas donde el tiempo parece impasible y frío como una roca, transito solitario en este viaje crepuscular más allá de estos altos muros y jaulas. Dichosas son las aguas tranquilas de los

Leer más

Poema de agosto

Quisiera escribirte como otro agosto de mi vida, frío y breve, febril y triste, como estoy ahora en este otoño prematuro llamado olvido. Cómo pesan las piedras, cómo pesa esta losa llamada tiempo. Mira, el agosto es como un bosque recóndito y pequeño, donde los árboles vienen y van a desnudarse. Yo vengo de un silencio llamado verano lluvioso y frío como un otoño imperfecto. Y qué imperfectas somos las personas, como este verano que

Leer más