Lunes, Julio 24, 2017
La trivial > Historia > Arabia después de Lawrence y Sykes-Picot

Arabia después de Lawrence y Sykes-Picot

– ¿O es que nos consideráis algo con lo que se pueda jugar porque somos un pueblo pequeño, un pueblo pobre, voraz, bárbaro y cruel? ¿No sabe ud. teniente, que en la ciudad árabe de Córdoba había dos millas de alumbrado por las calles cuando Londres era un villorrio?

– Sí, entonces eráis grandes.

– De eso hace ya nueve siglos…

– Es hora de que volváis a serlo, mi señor.

– Por eso mi padre declaró la guerra a los turcos, mi padre señor Lawrence, no los ingleses. Pero mi padre es viejo y yo suspiro, suspiro por los lejanos jardines de Córdoba. Sin embargo, para disfrutar de jardines hay que luchar.

Lawrence de Arabia, 1962, David Lean

– Combatid en la senda del Dios contra los que os hagan la guerra. Pero no cometáis injusticia atacándolos primero, pues Dios no ama a los injustos.

Al’Quaran, sura II, aleya 186.

Yo también suspiro como el príncipe Feisal por los lejanos jardines de Córdoba, que en su día fueron el lucero de un pueblo en tiempos de tinieblas. Cuánto ha cambiado desde aquel entonces lo que fue el califato de los omeyas hasta nuestros días. Imposible resumir en breves líneas la historia de un pueblo como los árabes que tanto ha atraído a los europeos. La península arábiga con el levante del Próximo Oriente, ha sido durante mucho tiempo la cuna de la civilización occidental y el crisol de centenares de culturas. El Homo sapiens empezó su éxodo por el mundo a través de lo que hoy conocemos como el Sinaí y el Próximo Oriente y milenios más tarde, fue donde se instalaron los primeros hombres sedentarios. Arabia durante la Edad Media y Moderna fue el puente entre Europa y Oriente, cuando los mercaderes venecianos acudían a los puertos de Egipto y Siria para comprar los productos que venían de las tierras de China y Mongolia. Arabia es un vasto desierto, donde los únicos que viven son los pueblos nómadas que aprendieron hace milenios la cría de camellos y han subsistido a través de una modesta ganadería y la horticultura. Han pasado muchos pueblos por sus llanuras, desde los sumerios hasta los sasánidas, pero no fue hasta en el siglo VII cuando con fuerza apareció un nuevo actor que cambiaría para siempre los moldes políticos y sociales de la historia, el Islam.

El Islam fue una verdadera revolución que aglutinó a todas las capas sociales de las ciudades de la Meca y Medina entorno de la palabra del Profeta Muhammad. Con su muerte y con la dinastia de los califas rashidun, los árabes con su nueva religión fueron imparables venciendo a los sasánidas (reconocidos como los mejores jinetes y soldados de su tiempo) y a los bizantinos. Llegando en su plenitud con el califato de los omeyas en Damasco, controlando un enorme territorio desde los pastos de Asia Central hasta el sur de Francia.

El Islam se engloba dentro de las tres religiones abrahámicas. La cultura árabe es fruto del cruce entre muchas otras culturas, es el resultado de fusión entre las tradiciones greco-latinas, cristianas y persas. Con el Islam vino también un alfabeto y una lengua nueva, el árabe. Con la arabización de los territorios, la creación de un poder político fuerte a través de la legitimación religiosa, los árabes construyeron un mundo completamente nuevo con una riqueza inmaterial extraordinaria, adaptando los conocimientos de la antigua Grecia, de la India y de China. Fueron más tarde con el califato de los abásidas, uno de los pueblos que culturalmente y científicamente más han avanzado. Ejemplos hay que nos han llegado hasta nuestros días, el español es una lengua de 10.000 palabras, aproximadamente 4.000 son de origen árabe, la mayoría de pueblos y ciudades construidas en la Edad Media en la Península Ibérica tienen nombre árabe, el cultivo de muchas frutas y hortalizas fueron producto de los árabes y algo tan importante como los números, son de origen árabe.

Habiendo visto resumidamente lo que ha significado la cultura árabe y la tradición musulmana en la historia, pasemos a ver sobre lo que a mí respecta, lo que fue el punto de partida del mundo árabe moderno. Con el dominio de los otomanos durante siglos, no fue hasta el fin de la primera guerra mundial y con el Tratado de Versalles que se establecía en el Próximo Oriente una división entre potencias, los franceses se quedaban la parte sur de Turquía, Siria y Líbano y los ingleses se quedaban con Palestina, Jordania e Iraq. Este tratado llamado Sykes-Picot fue firmado a espaldas del mundo y sin el consentimiento del pueblo árabe que fue engañado a luchar contra los turcos por una causa perdida. Esto marcaría el inicio de inmurables tragedias y la división de los países árabes. Divide et impera.

Más tarde, con el descubrimiento de pozos petrolíferos, a los europeos les volvió a interesar esos territorios que consideraban desérticos y de ningún valor. El oro negro es el causante de muchos conflictos en el Próximo Oriente y uno de los motivos principales por los cuales los árabes se han visto privados muchas veces de libertades por parte de sus líderes y del dominio occidental. Con la caída de la Unión Soviética y la aparición de los países del tercer mundo después de la conferencia de Bandung, muchos países árabes se han ido aglutinando en un proyecto llamado el pan-arabismo, impulsado por el egipcio Nasser, que ha buscado la autodeterminación de los pueblos árabes y su legitimidad de gobernar sin presiones extranjeras. Se han ido gestando nuevas ideas y han aparecido nuevos actores desde mediados de siglo, pero uno de los problemas principales han sido los conflictos entre árabes e israelitas, conflicto que aún no se ha resuelto y sigue vigente. Estados Unidos con Europa, han jugado a ser los árbitros y han decidido siempre el papel que le toca a cada nación. Esto aún ha hecho más difícil la situación y ha generado condiciones nefastas para todos estos pueblos que no pueden garantizar una legitimización sobre sus territorios. Las guerras han dejado mortaldad y unos países económicamente débiles sin capacidad de decidir, donde todos sus recursos son objeto de expolio o de enriquecimiento de unas pocas familias.

Todo esto ha generado una negativa en los habitantes de estos países, que han visto renunciar a sus derechos y a la quiebra de sus regímenes políticos. En esto han aparecido los fundamentalistas islámicos, que proponen volver a su época dorada y acabar con el enemigo cristiano occidental. Todo el rencor que han generado estos conflictos, ha conducido a la aparición de este actor que se nutre de los sectores populares y que busca la creación de un nuevo Estado árabe. Este monstruo fruto de la frustración y del dominio occidental durante décadas, está librando batalla contra el régimen de Assad en Siria y contra los kurdos. El Estado islámico que se proclama abanderado del pueblo árabe es en realidad su verdugo, porque como demuestra en sus actos está buscando acabar con su pasado y reprimir a su población. Capta a jóvenes de todo el mundo mediante la violencia y subyuga a todo aquel que sea crítico con sus duras normas y con fuertes penas y castigos. ¿Cómo es que ha aparecido el Estado islámico? ¿Acaso no se venía a venir la irrupción de un régimen de estas características?

El Estado Islámico es producto de los procesos de desconilización y del fanatismo religioso que se ha introducido en la mentalidad de los pueblos árabes como rechazo a la invasión y expolio de primeras materias por parte de los occidentales. En Siria, el gobierno de Assad con las milicias árabes luchan contra el Estado Islámico sin el apoyo de los gobiernos europeos. El Estado Islámico ahora mismo ocupa un territorio tan grande como Siria, extendiéndose desde Iraq hasta el Líbano, asestando golpes contra la resistencia de aquellos que no quieren formar parte de este nuevo Estado. Mediante la violencia y la represión, logran captar la atención a jóvenes extranjeros que quieren hacer la guerra santa. El Estado Islámico plantea acabar con todo el pasado eliminando monumentos y fuentes históricas anteriores al Islam. La pasividad de los gobiernos hace que el Estado Islámico tenga vía libre a cometer estos crímenes y saldándose la vida de muchos civiles en una guerra civil que parece que ninguna potencia tiene intención de que acabe.

2 thoughts on “Arabia después de Lawrence y Sykes-Picot

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *