sábado, noviembre 25, 2017
La trivial > Poemas > POEMARIO

POEMARIO

POEMARIO

Sam  Cram

De los recuerdos a los hechos, tres pequeños grandes escritos:

I.

Cuando los lazos se soltaron y liberaron las dañadas muñecas,

el engaño de lo vivido fue, entonces, presente.

A cuatro quintos de lustro para el cuarto de siglo… 21 años,

Un suspiro bastó y de lo fácil se pasó a lo confuso,

de lo placentero nació el ocaso oscuro como puente.

Frente a la muerte, tú, tan imbécil como ayer…

Frente a la vida, Yo, tan dolido como aquel.

II.

Cuando te colapsas en tus propios pensamientos,

los fríos dedos palpitan,

¿Recuerdas por qué tuviste miedo una vez,

hace ya tiempos?

Algo no va bien,

se repiten los bombeos de sangre granizada,

las venas la palpan y el flujo no es interrumpido….

Pero algo no va bien.

Llámalo magia…

Llámalo flor de loto…

Pero el recuerdo persistirá,

algo no fue bien, dirá.

III.

Hoy me he visto célula,

contenedora de razón,

insignificante y en movimiento temporal,

importante portadora racional.

Y hoy siendo célula,

me sumergí en tu respiración y,

envuelto en tu aliento, no siendo rareza,

lo respiré.

Aspiré, bebí, olí y seguí….

Deseando de lo irreal que ofreciste o que yo tomé.

Hoy flotando en suero,

brotarían piernas que me sostuvieran,

que aguantasen el peso del deseo,

y ahí recae el circulo:

Por primera vez, después de otras tantas,

aun sintiéndome diminuto, lucharía cada distancia cúbica.

Pedirle a Perseo que ampute de mí los lazos del pasado,

y a Poseidón que abra el camino para no cruzar a nado.

Y al final, por fin, aun sin piernas o con resentimiento…

poder, no por ultima vez…

No por última vez ni por primera,

sumergirme en tu tan deseado aliento.

De los días vividos, ciertas impresiones:

⃰⃰

Por nada del mundo se sentiría ya indefensa.

Su mirada había entendido, entonces,

 los mensajes de lo circundante.

Fíjense ustedes,

hoy follando con ella me corrí tan fuerte (mente)

que mientras todo brotaba me tiré dos pedos

simultáneamente.

Un buen día,

la gran torre con forma fálica,

propiciadora de mi impotencia,

se volvió, por un instante,

Roja.

Barcelona, 2016

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *