Lunes, Julio 24, 2017
La trivial > Sin categoría > El cine: opinión sobre su existencia y crítica de una buena causa

El cine: opinión sobre su existencia y crítica de una buena causa

El cine: opinión sobre su existencia y crítica de una buena causa

El cine (cinematografía) es la técnica y arte de proyectar fotogramas de forma sucesiva para crear la impresión de movimiento, aplicando un sentido a estos, como forma de narrar historias o acontecimientos. Las creaciones cinematográficas que en la mayoría de los casos consideran al director como el verdadero autor (aunque en muchos de ellos no debería de ser así), son consideradas manifestaciones artísticas o cine de culto. A pesar de esto, y por la participación de personal con visión propia, única y habitualmente artística (directores, fotógrafos, montadores, guionistas…) es muy difícil delimitar la calidad artística de una producción cinematográfica.

Después de leer esta definición sobre qué era el cine, decidí que mi artículo quería que reflejase dos temas; lo que opinaba sobre su existencia y criticar una buena causa; todo esto de la forma más subjetiva posible.

Hoy en día vivimos en una sociedad donde la mayoría de cosas son posibles gracias a la tecnología, la ciencia, etc. Pero nunca será suficiente, ya que por suerte o por desgracia los humanos poseemos de un increíble poder, el de la imaginación. Este poder es el causante de la existencia del cine, el “séptimo” arte, el arte de contar y visionar historias que jamás serían posibles.

Intentar explicar verbalmente qué me aportan todas estas historias es como preguntarse cómo es uno mismo. Es una cuestión realmente complicada porque cada película es distinta, cada historia tiene sus características e intenciones y te transmite un concepto u otro.

El cine me ha hecho reír con sus títeres bailarines que al mentir les crece la nariz, me ha llevado a escuelas donde los alumnos hablan con las serpientes y las profesoras se transforman en gatos, me ha trasladado dentro de un libro donde las rocas hablan y las tortugas son más grandes que las personas, me ha enseñado a luchar sin temor en el frente de mil batallas, me ha hecho valorar el poder de la amistad ante todos los problemas, me ha hecho sospechar de los hombres de negro con gafas de sol que leen un diario en un banco, me ha hecho coger miedo a todos y cada uno de los armarios y pasillos sin luz, me ha provocado rabia al ver como un chico tira su vida por la borda por culpa de la droga, me ha hecho filosofar al ver que la vida está llena de opciones y es uno mismo quien condiciona el futuro, me ha motivado al ver que un chico de clase baja puede llegar a ser lo que siempre ha querido, me ha acelerado el corazón en miles de ocasiones donde el pobre protagonista se veía entre la espada y la pared, me ha mostrado historias y sitios que jamás hubiese visitado, me ha dado la oportunidad de conocer gente nueva… Y así podría pasarme horas y horas, nombrado miles de momentos y conocimientos infinitos que nos ha reflejado el cine.

Sin embargo, a pesar de lo mucho que nos aporta, aún no lo sabemos valorar. Creemos que la educación y el crecimiento humano/personal proceden solamente de libros de matemáticas, de cuadernos de lectura, entre otros. Sin querer infravalorar la educación -que creo totalmente necesaria y obligatoria- nos equivocamos, no sólo procede de ahí. No valoramos lo que realmente nos convierte en seres humanos: los sentimientos, estos pequeños y minúsculos sentimientos y valores que nos hacen persona, se nos olvida que están presentes y se tienen que educar. ¡Se tendría que enseñar más cine!

Y con esta reflexión final aparece mi segundo tema del artículo; con la ayuda de un buen amigo mío hemos considerado oportuno criticar sobre el cine en España. Sobre la falta de implicación en este sector y el poco reconocimiento que tiene, parece que sea un hobby y sirva para ganar dinero.

Tenemos que aprender muchísimo todavía. Sin ir más lejos mencionaré un ejemplo a continuación: Francia (por cierto, son nuestros vecinos, no estamos hablando de un país que apenas se conozca y mucho menos que esté a 13.000 km). En Francia lo que prima ante todo es el producto nacional, y bien pues, ¿por qué en Francia hacen tan buen cine? ¿Por qué en Francia se destina muchísimo más dinero para el cine que aquí en España? ¿Por qué en Francia se echan las manos a la cabeza si en la cartelera de los cines se proyectan películas extranjeras antes que las suyas? ¿Por qué aquí eso lo vemos como algo normal? Y aún peor… ¿Por qué la mayoría de la gente no se pregunta qué está pasando con el cine español? ¿Acaso no hay buenos cineastas aquí?

El nivel aquí es muy alto y está demostrado de sobras que hay gente con muchísimo talento. Bien pues, muchos de ellos se tienen que buscar el pan fuera de nuestro país porque sinceramente algo tan grande, y repito “ES CULTURA”, como es el hacer cine parece que aquí hay algunos que todavía no lo ven así.

Dejando aparte el concepto de cine como cultura, también podríamos valorarlo como una gran fuente de ingresos como aprendieron en su momento los americanos y supieron aprovechar de buena manera. Además el turismo y muchos otros factores van en el paquete también porque no hay que olvidar que el poder del cine es muy grande.

Si aquí en España se cambiara la filosofía y de una vez por todas se apostara de verdad por la cultura, ya no hablo sólo del cine, todo lo que es, teatro, música, etc. probablemente la sociedad dejaría atrás sus fantasmas y poco a poco iríamos evolucionando, no solo técnicamente sino como personas creativas y cultas.

One thought on “El cine: opinión sobre su existencia y crítica de una buena causa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *